Eliminación de los exámenes de septiembre

Home / Noticias / Eliminación de los exámenes de septiembre

Analizamos el cambio del calendario escolar con la eliminación de la convocatorio de exámenes septiembre comentando sus ventajas y desventajas con ejemplos reales.

 


El año pasado, se aprobó en la Comunidad de Madrid de forma silenciosa una medida en contra de los exámenes de septiembre, medida aprobada porque según dicen desde los despachos, aporta las siguientes ventajas que ahora analizaremos:

  • La medida beneficiará a los alumnos de ESO, Bachillerato y FP que tengan asignaturas pendientes.
  • Contarán con dos semanas en junio de actividades de recuperación para los alumnos con suspensos, y de ampliación y profundización de contenidos para los aprobados.
  • Más de la mitad de los estudiantes no logra recuperar ninguna asignatura en los exámenes de septiembre.
  • Las familias se ahorrarían dedicar recursos económicos en las clases de refuerzo de sus hijos durante el verano.
  • Infantil y Primaria comenzará el próximo 8 de septiembre, Secundaria y Bachillerato el 12 y el 13 de septiembre y Formación Profesional del 13 al 22 de septiembre.
  • Se llevará a cabo una evaluación durante los dos primeros años, para comprobar si el nuevo calendario funciona correctamente y es beneficioso para el sistema.

Una vez casi al final de este curso 2017-2018 y comparándolo con cursos anteriores, me estoy encontrando con muchos alumnos muy agobiados y estresados -casi como si estuvieran en segundo de bachillerato- porque les han reducido el plazo para entregar trabajos, estudiar la materia y asimilar conceptos. Ya que este año, el curso acaba el 31 de mayo. Esto les está sometiendo a un estrés adicional a los pobres jóvenes. En muchos casos, los profesores se han visto obligados a saltarse partes del temario, o tener que dar temas importantes mucho más rápido para poder entrar en plazo, y obviamente la única forma de conseguir esto es a través de un detrimento de la calidad de la educación.



una medida que en Cataluña duró solo dos años y aumentó el fracaso escolar


Según indican los consejeros de Educación desde los despachos donde redactan las leyes sin preguntar en las Aulas, durante el mes de junio los alumnos suspensos tendrán que asistir a clase para realizar actividades de refuerzo con el objetivo de recuperar una materia que no han sido capaces de aprobar durante todo el curso, hacerlo con el mismo profesor con el que han suspendido pero en solo dos semanas. A mi las cuentas no me cuadran, y mucho menos si suspenden más de una materia como historia y matemáticas imagínate estudiarles solamente en dos semanas. Pero a la vez, en el mismo aula estarán, supuestamente, todos los alumnos aprobados haciendo ejercicios de ampliación y profundización. Siento mucho decir, que incluso antes de haberlo llevado a la practica en Madrid, puedo asegurar que no va a ser así.

En muchos de los centros públicos de nuestros alumnos les han dicho que a partir de la primera semana de junio ya no tienen que ir, porque obviamente tener a 20 alumnos que ya saben que están aprobados en un aula haciendo ejercicios puede ser una locura. Y en los institutos donde no han permitido que los alumnos no vayan, va a haber una tasa de absentismo muy superior al 60%. Solamente algunos centros privados de pago, están programando excursiones y actividades extra-escolares para tener a los alumnos en el centro.

Si los profesores son imparciales y coherentes a la hora de corregir y evaluar este curso, el índice de suspensos se elevará de forma drástica, y si hacen como se rumorea que desde la propia inspección les están ordenando: “levantar la mano porque el número de repetidores no puede aumentar pues desestabilizaría el sistema”, el efecto rebote en los próximos cursos será increíblemente fuerte y harán que nuestros chavales estén cada vez menos y peor preparados. Las familias lo que sabrán es que su hijo está suspenso en el mes de mayo y no podrán hacerle estudiar durante el verano, ya que su hijo ya sabrá que va a repetir y no tendrá ninguna oportunidad de recuperar esa asignaturas. Aunque se ahorren el dinero para academias, tendrán que ver cómo juega a la playstation desde el 31 de mayo hasta el 12 de septiembre, sin poder ya sea ayudarlo porque durante el curso no ha podido aprobar por algún motivo concreto o castigarlo por el vagueo que tuvo.Como profesor y director de Academia VIGARA, os puedo asegurar que el último verano el 96% de nuestros alumnos pasó de curso en septiembre y el 79% aprobó todas las asignaturas en septiembre. Incluso tuvimos dos casos de un alumnos que había suspendido 8 y consiguió pasara a bachillerato donde se está sacando el curso de forma increible, o una alumna que tuvo unos problemas de salud durante el curso que no la permitieron estudiar de forma adecuada pero en el verano aprobó el curso sin problemas. Por el contrario, y me duele decirlo, este año estamos encontrando mucha mayor frustración en todos nuestros alumnos debido al estrés añadido y a la disminución de las oportunidades que están teniendo.

Lo que no conseguimos comprender es como implantan una medida que en Cataluña duró solo dos años y aumentó el fracaso escolar enormemente, teniéndola que abolirla de forma inmediata. Y lo que menos se comprende aún es que los colegios privados no están obligados a quitar septiembre: la mayoría de los privados y concertados mantendrán septiembre en los cursos de secundaria (En bachillerato no se puede por la Selectividad) pues comprenden que es mucho más cómodo.

Esperamos que las autoridades no tarden mucho en comprobar que este sistema es o bine una farsa o bine un fracaso y los eliminen en cuento se pueda. Pero para ello necesitamos el esfuerzo de toda la comunidad educativa.

 


Pablo M. Vigara
Director de Academia VIGARA

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: